Terrenos

Terrenos

Cuando vendemos un terreno identificamos su potencial (evaluamos cual es el mejor mix de uso del mismo: residencial, oficinas, hotel, comercial, educacional, hotelero, etc.), realizamos una cabida arquitectónica y un cuadro de áreas con un arquitecto de amplia experiencia en el mercado nacional, y elaboramos una presentación que es enviada a los clientes potenciales que pudieran estar interesados en el mismo. Una vez que tenemos clientes interesados en el inmueble, realizamos las visitas respectivas, supervisamos la realización del due diligence respectivo, gestionamos la negociación de los términos comerciales de venta del inmueble en salvaguarda del mayor beneficio para nuestro cliente vendedor y nos aseguramos del exitoso cierre de la transacción hasta la inscripción de la escritura pública en los registros públicos respectivos.

Cuando representamos al comprador de un terreno, primero debemos tener amplio conocimiento de sus necesidades (ubicación, área requerida, usos necesitados, precios, acceso a transporte público, etc.). Una vez ubicado un terreno potencial, revisamos la documentación del inmueble para asegurarnos que esté en regla: Partida Registral, Certificado de Parámetros, Certificado de Zonificación y Vías, Pu Y Hr. Luego enviamos toda la documentación y presentación del terreno (incluye planos de localización con linderos perimétricos, fotos, descripción del inmueble, etc.) y acompañamos al cliente durante la realización del due diligence respectivo, negociación de los términos comerciales de compra del inmueble y nos aseguramos del exitoso cierre de la transacción hasta la inscripción de la escritura pública en los registros públicos respectivos.